Go to Naturalis.nl

Search results

Record: oai:ARNO:534957

AuthorsJ.C. Lindeman, S.P. Moolenaar
TitlePreliminary survey of the vegetation types of northern Suriname
JournalMededelingen van het Botanisch Museum en Herbarium van de Rijksuniversiteit te Utrecht
Volume159
Year1959
Issue1
Pages1-45
ISSN2352-5754
AbstractDesde el punto de vista geológico el norte de Surinam se divide en 4 zonas distintas, a saber: I°. la parte del sur que pertenece, como también el resto de Surinam, a la capa precambriana de Guyana, que, a su vez, consiste principalmente en granitos, granitodioritas y esquistos, y que, por la mayor parte, lleva selva pluvial en terrenos corroídos muy profundos. 2°. Al norte de esta capa se encuentran depositaciones mucho más jóvenes: la capa de la formación Zanderij, constituida por arenas blanqueadas con vegetaciones de sabana y, además, arenas no blanqueadas y arcillas con arena gruesa. 3°. Luego hay la formación Coropina de la vieja llanura costera o sea un viejo terreno de bajiales compuestos de limos polvorosos y arcillas con formaciones de pantano y de lodazal. En la franja del norte se encuentran cordones litorales de arena fina (llamados en Surinam „ritsen”). 4°. Finalmente, desde allí hasta la costa actual la joven llanura costera que consiste en arcilla pesada marina con formaciones de pantano y cordones costeros de arena o conchas, cubiertos de selva (véase el mapa). Tipos de vegetación en lugares húmedos: 1. Manglar, que se divide en selva de Avicennia nitida (la parwa) en la costa y en los diques naturales de los ríos grandes, zonas de Rhizophora mangro: 3 especies) en barro a lo largo de las orillas de los ríos, y el manglar mixto. 2. Pantanos herbáceos, que contienen muchas comunidades en agua salina y dulce, descritas en la parte primera de esta serie. 3. Bosque de pantano, que varía desde matorral abierto hasta bosque de un estrato de 10—15 m. de altura y que es muy pobre de especies. Matorral de Machaerium lunatum (brantimakka) y bosque de Erythrina glauca (koffiemama) en agua salobre, y en agua dulce bosque de Pterocarpus y Tabebuia. 4. Selva de pantano tiene un dosel de entre 18 y 30 m., es pobre de especies y, ordinariamente, tiene numerosas palmeras; dicha selva se distingue en 3 tipos: El tipo A tieno mucho Triplaris (mierenhout) y ningún Symphonia (matakki) yes muy corriente en la joven llanura costera (perfil 1). El tipo B no tiene Triplaris, pero mucho Symphonia y Virola surinamensis (baboen) y se encuentra en las partes de más edad de la joven llanura costera; la formación de turbera es muy intensa. (perfil 2).
El tipo C es como B, pero es más rico en especies en las partes más bajas de la vieja llanura costera, o sea en albercas detrás de los diques naturales de los ríos. Selva de lodazal es bastante rica en especies, tiene 2 estratos y se da en terrenos periódicamente inundados, como p.e. los témpanos erosionados de la vieja llanura costera, las partes bajas de los „ritsen”, los diques naturales de los ríos y en las aroyaderos en los terrenos accidentados. Característicos son los „kauwfoetoes”, que son suelos desiguales y canalados; la capa herbácea está, casi siempre, bien desarrollada, las varias palmas se dan con un número muy cambiante. En la selva litoral éstas pueden hasta dominar en el dosel de copas. Selva de Mora (perfil 3) es una variante alta de la litoral (de 35—40 m. de altura), en la que predomina Mora excelsa en todos los estratos y que se halla solamente en la parte occidental de Surinam. La de Hura crepitans (perfil 4) predomina aquí y allí en las partes bajas de los „ritsen” y hacia el oeste de la llanura costera se aumenta el número de Carapa formando así la variante tercera: la de Carapa. Formas xeromórficas de vegetación; En Surinam se resumen las formas xeromórficas de vegetación bajo el concepto de „sabana”. Dichas formas se dan en los sitios donde el suelo tiene tan poca capacidad retentiva del agua que en los períodos secos, cuando la evaporación supera con mucho la caída pluvial, aparece falta de agua y la vegetación se hace susceptible para incendios. Según el tipo de suelo distinguimos 3 series en las que la duración del período de falta de agua determina el aspecto de la vegetación. 1. la serie seca en arena profunda de cuarzo blanco muy permeable que lleva varios tipos de selva, a saber: Selva de sabana, de 25—30 m. de altura, dosel cerrado y un estrato inferior de árboles delgados; es rica en especies por el hecho de que hay muchas de la selva pluvial, al lado de las típicas de la de sabana, especialmente en el estrato inferior; las palmas que se den son pocas y pequeñas (perfil 6 p.p.). Aquí y allí se encuentra selva de wallaba con Eperua falcata, y selva de dakama con Dimorphandra conjugata como especie predominante. También se da el caso de 2 especies prevalecientes. Bosque de sabana se compone solamente de especies xeromórficas de sabana y se convierte, en caso de persistente falta de agua, en matorral con más o menos las mismas especies, para pasar a ser luego sabana abierta con grupitos de arbustos y una vegetación ligera y pobre de hierbas y semiarbustos. 2. la serie húmeda en terrenos llanos con capas impermeables en el suelo, de mode que, por consiguiente, carencia de agua en el período seco alterna con inundaciones en el de lluvias. Las formas forestales de sabana húmeda tienen en común muchas especies con las de la serie seca, aunque no dejan de tener algunas propias. Además tienen una subvegetación de hierbas grandes (Scitamineae). La sabana abierta húmeda lleva una vegetación rica, pero bastante cerrada, de especies propias. 3. la serie de piedra en suelos tenues que se encuentran sobre roca sin corroer en terreno accidentado y montañoso. Así hay p.e.: Selva de sabana montañosa en capas de ferrita y ferrobauxita en los montes, que se parece a la de sabana corriente, pero se caracteriza por otras especies, sobre todo Myrtaceae y Sapotaceae, y muchas lianas, musgos, y epífitas pequeñas. Sabana de roca se halla en masas de roca desnuda en el interior del país, p.e. en la montaña de Voltz sobre la cual crecen algunas hierbas en cavidades y hendiduras, sucedidas por grupos de arbustos en los que predomina, muchas veces, una de las especies de Clusia. En el sistema de BEARD la 1a y la 3a constituyen 2 series paralelas de las formaciones siempreverdes secas, mientras que la 2a entra en las formaciones de lodazal. La selva de tierra firme o la selva pluvial comprende los tipos que cubren la parte mayor de la superficie; sin embargo, no se las puede subdividir a causa de su grande riqueza de especies y su complejidad. En su forma óptima en la parte oriental del terreno accidentado esta selva constituye una de 3 o 4 estratos: uno, superior, de „emergentes” esparcidos, de 40—45 m. de altura; otro con un dosel irregular, bastante cerrado de una altura entre los 25 y 30 m.; y debajo del segundo un tercer estrato de árboles delgados y una subvegetación vaga, pero con especies propias, al lado de ejemplares jóvenes de las de estratos superiores. Palmas, generalmente, son numerosas, y en particular en la subvegetación (perfiles 5 y 6). Hacia el oeste y la costa el estrato superior desaparece poco a poco, quedándose más abiertos los inferiores, como pasa también en la selva veranera siempreverde de BEARD, lo cual, esto no obstante, no hemos distinguido, por haber una conformidad grande de especies. También la selva de „rits” en la llanura costera pertenece, según nuestro modo de ver, a los tipos más pobres de la selva pluvial. Sólo en una franja estrecha de 1—2 km esta selva se hace tan pobre e irregular, aunque tiene algunas especies propias como un cacto gigantesco (Cereus sp.), la espinosa Ximenia americana, la palma Astrocaryum segregatum y Eugenia wullschlaegeliana, que es mejor hablar de bosque costero. Al este de la Coppename predomina, aquí y allí, la Mora gonggrijpii (moraboekea) en todos los estratos. Completamente aparte está, a causa de su aspecto, la selva de lianas en la que faltan estratos y, no pocas veces, el dosel de copas por el hecho de que los árboles se encuentran muy dispersos. Bien es verdad que hay árboles altos, cubiertos de lianas que llenan también los espacios intermedios.
La selva susodicha se encuentra en suelos pedrosos que hace difícil la radicación. Por consiguiente son muy numerosos los árboles caídos a tierra. Dicha selva cuenta con muchas especies que se dan también en la selva pluvial. Para los tipos de selva se suministran ejemplos de la fracción frecuentativa de las especies, y para la selva de arroyo y selva pluvial se la da también de masa y número de troncos por hectárea y clase diamétrica. En 6 perfiles fueron bosquejados los tipos principales forestales: en una franja de 5 m. de ancho se trazaron todos los árboles de 5 m. y más; en una segunda de igualmente 5 m., todos los de más de 10 m.; y en la tercera de 10 m. de ancho sólo los de 20 m. y más. En la lista de especies se da de todas las especies el nombre surinameño y el científico, y el número de ejemplares por perfil.
Document typearticle
Download paperpdf document http://www.repository.naturalis.nl/document/572528